25 de Octubre de 2014
Telf: 967 210 011
Telf: 967 248 027
Fax : 967 210 011
Fundación Familia
C/ Gerona 27, esquina C/ Poniente
02006 ALBACETE
Incapacidad Legal y Tutela
Incapacidad Legal
La figura jurídica de la incapacidad legal y tutela se encuentra regulada en el marco normativo del Código Civil.

La institución tutelar es una figura de protección jurídica en la capacidad de obrar de las personas con una enfermedad o deficiencia persistente de carácter físico o psíquico, que impida su capacidad de autogobierno. Únicamente es el Juez quien puede limitar este derecho de las personas en su capacidad, previos requisitos legales, y siempre de forma fundamentada y restrictiva en sentencia y en beneficio del presunto incapaz.

Para amparar este sistema de protección, el juez nombra una tercera persona -física o jurídica- que complemente su capacidad (curador en el caso incapacidad parcial, normalmente para actos de disposición económica) o para que esta sea suplida (tutor, en el caso de incapacidad absoluta para aquellos actos que expresamente contemple la sentencia, tanto económicos como de carácter personal).

En el caso de que sea conveniente que esta figura de protección recaiga en los padres del incapaz, se rehabilitará o se prorrogará la patria potestad, teniendo similares efectos jurídicos que si el incapaz fuera menor de edad.

El artículo 242 del Código Civil establece que podrán también ser tutores las personas jurídicas que no tengan finalidad lucrativa y entre cuyos fines figure la protección de menores e incapacitados.

Fundación Familia se constituye, en este sentido, como Organismo Tutelar para proteger -como tutores o curadores- los derechos de aquellas personas con trastorno mental grave o crónico incapacitadas judicialmente sobre las que el juzgado entiende que es para ella beneficiosa, bien por no tener parientes cercanos, bien por la incompatibilidad de intereses con el propio incapaz.

Por mandato legal, Fundación Familia tiene unas obligaciones que emanan de la citada legislación, entre las que conviene mencionar la diligencia y atención sobre la persona tutelada y su patrimonio, para lo que anualmente se deben rendir cuentas ante el Juzgado, contando preceptivamente con la supervisión del Ministerio Fiscal. También la ley prevé la autorización judicial y la intervención del fiscal para determinadas operaciones del tráfico jurídico que puedan afectar a la persona y patrimonio del incapaz.

Las resoluciones judiciales sobre incapacitación se anotarán o inscribirán en el Registro Civil, sin perjuicio de lo dispuesto en la legislación hipotecaria y del Registro Mercantil
Tutela
Para amparar este sistema de protección, el juez nombra una tercera persona -física o jurídica- que complemente su capacidad (curador en el caso incapacidad parcial, normalmente para actos de disposición económica) o para que esta sea suplida (tutor, en el caso de incapacidad absoluta para aquellos actos que expresamente contemple la sentencia, tanto económicos como de carácter personal).

En el caso de que sea conveniente que esta figura de protección recaiga en los padres del incapaz, se rehabilitará o se prorrogará la patria potestad, teniendo similares efectos jurídicos que si el incapaz fuera menor de edad.

El artículo 242 del Código Civil establece que podrán también ser tutores las personas jurídicas que no tengan finalidad lucrativa y entre cuyos fines figure la protección de menores e incapacitados.

Fundación Familia se constituye, en este sentido, como Organismo Tutelar para proteger -como tutores o curadores- los derechos de aquellas personas con trastorno mental grave o crónico incapacitadas judicialmente sobre las que el juzgado entiende que es para ella beneficiosa, bien por no tener parientes cercanos, bien por la incompatibilidad de intereses con el propio incapaz.

Por mandato legal, Fundación Familia tiene unas obligaciones que emanan de la citada legislación, entre las que conviene mencionar la diligencia y atención sobre la persona tutelada y su patrimonio, para lo que anualmente se deben rendir cuentas ante el Juzgado, contando preceptivamente con la supervisión del Ministerio Fiscal. También la ley prevé la autorización judicial y la intervención del fiscal para determinadas operaciones del tráfico jurídico que puedan afectar a la persona y patrimonio del incapaz.

Las resoluciones judiciales sobre incapacitación se anotarán o inscribirán en el Registro Civil, sin perjuicio de lo dispuesto en la legislación hipotecaria y del Registro Mercantil
Inscrita en:
Consejería  Bienestar Social de Castilla La Mancha -  Nº AB-024
Ayuntamiento de Albacete. -  Nº 611
Declarada de Utilidad Pública Municipal
C.I.F    G-02253797